Entrevista a Pedro Angosto. «Hombre de bronce»

Entrevista a Pedro Angosto. «Hombre de bronce»

julio 10, 2021 0 Por Ángulo_muerto
Spread the love

Lecturas totales 99 , Lecturas hoy 3 

Frank G. Rubio

1 AM: Big Bang Adventures en su número 8, dedicado a los Knigths of Justice, publica una aventura de la que eres guionista (“writer”): The Golden Age Heroes of Earth-B are Back…

Háblanos, en el orden que te venga en gana, de este peculiar editor norteamericano, estos héroes y esta aventura…y de Earth-B y Earth-A.

Hace 15 años, cuando conseguí “colarme” en el mercado del cómic americano con cuatro cómics, dos de ellos se publicaron a través de Image Comics, la tercera gran editorial, tras Marvel y DC.

Sin duda el más caro a mi corazón y creo que el más logrado -gracias al trabajo de Carlos Rodriguez y los brutales colores del recientemente fallecido José Luis Rio– fue dentro de la serie BIG BANG COMICS que por entonces publicaba dicha editorial.

BIG BANG COMICS es un sello editorial que cumple ahora 40 años. En los 80 comenzó como Megaton, una de las primeras y más recordadas editoriales independientes en donde el editor Gary Carlson reunió a jóvenes autores que realizaron cómics de superhéroes (y otros) fuera de las entonces omniabarcantes Marvel y DC.

Entre ellos estaban autores tan famosos como Erik Larsen y Rob Liefeld, luego co-fundadores de IMAGE, que devolvieron el favor a su “descubridor” incorporando a Image su serie Big Bang Comics. Big Bang Comics es una serie de pastiches de superhéroes (originalmente de personajes de DC Comics, aunque luego ha incorporado homenajes a muchos de Marvel) que, ya en los años 90, publicaba cómics de superhéroes escritos y dibujados como se hacía en los años 40 y 60, con un espíritu retro que buscaba recuperar aquellas versiones de personajes y modos de hacer cómics que las grandes editoriales habían abandonado por versiones más “modernas”.

Por aquel entonces los superhéroes, en parte debido a autores como Liefeld, paradójicamente, se habían tornado “OSCUROS Y SINIESTROS”: torturados, violentos y sin contenido, dejando de lado todo el “Sentido de la maravilla” que inspiraban en sus orígenes.

Este enfoque revisionista que buscaba recuperar las esencias y la diversión en los cómics ha tenido luego ejemplos más famosos, como SUPREME, por Alan Moore (su peculiar versión de Superman tal y como se hacía en la definitoria e insuperada hasta hoy en día SILVER AGE, los años 60), la ASTRO CITY de Kurt Busiek o los homenajes y pastiches de Warren Ellis en PLANETARY.

Pero antes de todos ellos ya existía Ultiman desde el comienzo de Megaton Comics.

Como sabes, un pastiche es un homenaje a un autor o personaje que reproduce los modos y maneras de las historias originales, cambiando algunos detalles para evitar problemas de copyright. Todos sabemos que el Solar Pons de Derleth es en realidad Sherlock Holmes.

Pues igual con esto, en lugar de la Justice League, Big Bang tiene la ROUND TABLE OF AMERICA, el grupo que aúna a los principales héroes, a su vez versiones de Superman, Batman, Wonder Woman, Flash, etc…

Y ya desde las primeras historias, emulando los ahora famosísimos MUNDOS ALTERNATIVOS, el Multiverso de DC (que por entonces la editorial había descartado y solo recuperaría décadas más tarde), se introdujo el concepto de que los héroes Silver Age de la Round Table of America tienen contrapartidas en un mundo paralelo llamado TIERRA-B que en este caso homenajean a la Justice Society of America, el primer supergrupo de la historia y serie en la que se crearía el ahora superpopular concepto de REALIDAD COMPARTIDA: Todos los personajes habitan el mismo mundo e interactúan entre si.

Así que, tras esta larga introducción llegamos al cómic que hemos hecho Pablo Alcalde, Simon Loko y yo: KNIGHTS OF JUSTICE es una historia que homenajea los cómics de la Justice Society en los años 40. Los héroes ya existían, pero a los villanos los hemos co-creado Pablo y yo.

Y aprovechando que uno de sus miembros es la diosa Venus, los hemos sumergido en una aventura mitológica, algo que por cierto nadie ha hecho aún con Wonder Woman y la Justice Society.

EL CÓMIC, EDITADO EN INGLÉS, SE PUEDE ADQUIRIR TANTO EN VERSIÓN DIGITAL COMO IMPRESA EN ESTA WEB. https://indyplanet.com/big-bang-adventures-8

2 AM: Esta aventura tiene un contenido mitológico evidente: el descenso al inframundo grecorromano para liberar a Venus, secuestrada por Hades. Un evento mucho más importante que lo que pase o no en Washington…Creo que hay muchos guiños al lector en torno a los personajes que van surgiendo y su despliegue, que podríamos consignar cono esotéricos…¿cómo llegaste a la idea? …porque es tu idea ¿no?

Pues como te comento, el origen de todo comenzó dándome cuenta de las posibilidades que había al cruzar a los superhéroes con el mundo mitológico. Si cuando Hades raptó a Perséfone, toda la Tierra se volvió estéril….¿que ocurriría si se le antojase raptar a Venus, Diosa del Amor…?

Paralelamente surgieron los conceptos de los supervillanos, que a pesar de tener un reducido pero crucial papel yo quería incluir para completar el homenaje a los cómics de los años 40: Por que si metes a los héroes directamente en el mundo mitológico, te faltaría esa referencia al periodo en el que transcurre la aventura.

Para el descenso a los Infiernos se me ocurrió usar el primero que se escribió, el de la diosa mesopotámica Innana, como modelo, pensando en que parte de su historia iba a ayudar al dibujante a terminar las páginas con más brío… Curiosamente, la idea que para mi dota de sentido a la historia, una cierta rectificación a un famoso mito, se me ocurrió cuando ya se estaba dibujando el argumento, avanzado. Por un lado, se trata de un esquema clásico iniciático, pero por el otro intento presentarlo de la manera más…INESPERADA posible.

3 AM: Sin embargo esta sofisticación y la buena calidad de los artistas implicados corre paralela a mi juicio a algo que, tras llevar leyendo cómic casi sesenta años, no veo que disminuya sino que crece: el infantilismo de fondo de las tramas, los personajes y sus desarrollos…

Hombre, si te das cuenta, el que un señor rijoso quiera tener a la voluptuosa Venus como segunda esposa para no pasarse seis meses solo, muy infantil no es. Pero en cualquier caso, en esta ocasión es totalmente buscado: como he explicado, se trata del sello de la editorial, hacer cómics como se hacían en los años 40.

Yo no los definiría como infantiles, quizás, ingenuos. Y aún así, para quien conozca los originales y lea entre líneas, pues he intentado introducir una cierta retranca, claro, aunque supongo que no de manera tan brillante como Moore en su Supreme.

Sin embargo, dentro de que es otro pastiche, el tono de mi próximo cómic es mucho más «adulto», pues en este caso homenaje personajes y cómics creados ya a mediados de los ochenta, mucho más complejos y profundos y sin duda es lo más ambicioso que nunca he escrito.

Por otro lado, mientras legiones de fans de Zack Snyder creen erróneamente que un superhéroe es más complejo y adulto cuanto más OSCURO Y VIOLENTO resulta, y como tal los siguen exigiendo de manera machacona, yo tengo por cierto que el punto más alto de la épica superheróica se ha alcanzado en las producciones de animación de DC Comics, cuyas series incluían una CENSURA de “saturday morning cartoon”, osea, para todas las edades.

O como dijo brillantemente alguien: “SUPERHÉROES PARA ADULTOS tiene el mismo poco sentido que PORNO PÀRA NIÑOS”.

Y ya sabes lo que dijo Cristo sobre entrar en el Reino de los Cielos…

AM: Lo que opino de Moore o de Snyder no es para esta entrevista, ni es amable.

4 AM: Pedro: tú ya has hecho bastantes más cosas en el mundo del Cómic, háblanos de ellas…

¡He hecho tantas que lo abandoné hace ya seis años..! Y solo he regresado ahora para darme el gusto de participar en esa nueva etapa de Big Bang Comics y, ya que nunca podré escribir los personajes originales, darme el gusto de trabajar con sus pastiches y sobre todo disfrutar colaborando con Pablo, Jorge Santamaría o muchos otros amigos artistas con los que he reconectado y que han colaborado con espectaculares ilustraciones a redondear el número.

Pero sí, desde 1986 he publicado fanzines de información y crítica, participado como articulista en las ediciones españolas de Cómics Forum, organizado eventos sobre el cómic, colaborado con decenas de dibujantes ayudándoles a dar sus primeros pasos y a mejorar su trabajo, y finalmente, publicado un puñado de cómics tanto en España como en Estados Unidos.

Pero visto que el sueño americano no se concretó y el mundo del cómic español -a pesar de los incontables talentos que alberga- no solo es diminuto sino cainita -y desgraciadamente, tenemos un muy reciente ejemplo-, dejé todo eso atrás coincidiendo con el ya imparable declive, en ventas y en contenido, del cómic de superhéroes americano, que por desgracia el éxito de las versiones cinematográficas ha reducido a ser un producto terciario en el que ya las compañías no están dispuestas a invertir lo necesario para que alcance unos mínimos de calidad.

Afortunadamente, eso dio lugar a que florecieran antiguos intereses que ahora me mantienen ocupadísimo. Y por supuesto, desde hace más de 10 años, escribo diariamente sobre Cine, Series, Literatura, y hasta Cómic en mi blog: Man of Bronze.

5 AM: ¿Quien es Pedro Angosto?

¡PREGUNTA TRAMPA! Obviamente, la respuesta correcta es “NADIE”. De manera odiséica y también literal, je. Pedro Angosto es alguien que, en otro mundo alternativo, hubiese sido feliz haciendo cómics de la Justice Society, básicamente.

Tras 25 años de “fracaso” uno intenta resurgir de sus cenizas y profundizar en mis treinta años de estudios sobre el HERMETISMO -la filosofía neoplatónica y sus expresiones en la tradición tanto occidental como oriental-, descubriendo el simbolismo y las dobles lecturas que, en términos espirituales se puede hacer de todo los grandes textos de la LITERATURA, desde los Mitos originales y demás textos religiosos -que son eso mismo, literatura primordial- hasta nuestros días, y que igualmente se expresan en las demás artes poiéticas.

Muy a mi pesar -pues resulta absolutamente INÚTIL en términos prácticos en nuestra sociedad actual- me he convertido en lo que siempre desee ser: Una mezcla de Fray Guillermo de Baskerville y Henry Jones Sr. -el padre de Indiana Jones-, buscando, como Gandalf en Minas Tirith, claves ocultas en antiguos libros en la esperanza de poder destruir mi propio “Anillo” antes de que el me consuma a mi.

Afortunadamente, la revista de Literatura GRAPHICLASSIC me ha acogido entre su “All-Star” alineación de colaboradores y allí publico mis particulares análisis de ese otro modo, simbólico, mitológico y espiritual, de leer obras como las de Lovecraft o Las Mil y Una Noches y muchas otras que seguirán. Por cierto que, en esto último ya se me adelantó ni más ni menos que Mario Rosso de Luna, nuestro mayor teósofo.

6 AM: ¿Qué andas preparando ahora?

Intento prepararme para morir. En eso consiste la vida y, tras la pandemia, no hay muchas opciones. A este paso, con la obra inconclusa, me temo, sobre todo en lo relativo a esos análisis y re-lecturas de las grandes obras que, de hacerse con esa intención cambiarían totalmente nuestra sociedad, basada en una MALA LECTURA DE LA BIBLIA -de por sí, colección de libros bastantes perniciosos y siniestros- y una PEOR AÚN lectura de los Evangelios. Tan mala, tan mala, que se toma una excelsa creación de ficción por hechos históricos.

Pero si me preguntas por los proyectos, tres son los principales, y reconozco, avergonzado, que ni siquiera alcanzo a desarrollarlos. El primero e inmediato, un nuevo cómic para BIG BANG, en este caso un pastiche de New Teen Titans, de Wolfman & Pérez, el cómic que en los años 80 revolucionó la editorial DC. Hemos terminado la primera parte y quedan otras dos.

Lo segundo, un breve ensayo sobre Historia del cómic americano para un sello que admiro y me parece el más necesario e infravalorado, ARCHIVOS VOLA.

Y luego están las numerosas colaboraciones para la Editorial GRAPHICLASSIC, que si los lectores quieren, se concretarán en diversas publicaciones, tanto sobre cómic -continuando mi labor divulgativa y crítica- como sobre Literatura.

Tenemos pendiente estudiar -y en mi caso, “desvelar”, que diría la Blavatsky ni más ni menos que

La odisea de Homero y con ella, pues toda la Literatura Universal que engendró.

También se ha hablado de la posibilidad de revisitar los mundos de Julio Verne, al que Graphiclassic ya dedicó dos monumentales volúmenes, pero del que, entre otras cosas, quedó pendiente -pues yo aún no me había incorporado- un análisis a fondo de todas las claves esotéricas que el escritor incluyó en sus obras y son, por supuesto, las que la animan.

Y luego hay otra gran obra, a la que ya hemos aludido, que me es muy grata y que tampoco se ha analizado ni leído con la obvia intención del autor, que la dejó clara y patente, en una “hoja”. El dejó su obra inconclusa, y si yo llego a abordarla próximamente ya me podría morir tranquilo, aunque solo sea por ese esbozo de lo que hubiese podido hacer.

Para poder llegar a ello, déjame que reivindique de nuevo la labor de mis amigos y editores en GRAPHICLASSIC, Luis Conde, Carlos Uriondo y Guillem Díez, que no solo han reunido a una impresionante alineación de colaboradores en cada uno de los siete volúmenes -entre los que te encuentras tu- sino que además realizan los más bellos libros ilustrados, invitando a esa necesaria relectura de los grandes clásicos de la Literatura, analizada desde mil y un aspectos por los mayores especialistas.

Y por allí se ha colado también un “iluminado” que espera poder revelarles la palabra mágica que abre los caminos que corren ESCONDIDOS, al este del Sol, al Oeste de la Luna.

Para ello, convendría que se pasasen por nuestra tienda virtual y completen su colección. No les vamos a devolver el dinero por que cualquier amante de la Literatura quedará, más que satisfecho, EXTASIADO.