MYM: LA LETRA XIII

MYM: LA LETRA XIII

10 de noviembre de 2023 1 Por Ángulo_muerto
Spread the love

Lecturas totales 534 , Lecturas hoy 1 

Frank G. Rubio

(Azul Profundo)

En el umbral, el torbellinear del solapante continuo…

Mientras comienza, con retraso, la insurrección contra la Distopía.0 en su variante española, de la cual no voy a hablar por estar situado a varios centenares de kilómetros de distancia de Madrid y estar en sus orígenes, el mundo sigue dando vueltas como una peonza. Más que el mundo: el envolvente eidético, electro-simbólico, con el que confrontamos lo real en la aldea global. Un túnel de realidad que exige una emasculación contundente de cualquier potencial imaginativo o crítico no programado. El periodismo se ha convertido en la “lingua franca” para referirse a las realidades en lo que denominamos democracia… siempre de modo masivo, simplificado, homogéneo y tergiversado. La hipertrofia de la comunicación era esto, de aquí sólo puede salir un formato de idiocia colectiva. Y se hablaba de la religión como opio del pueblo y como superstición…¿por quien? por periodistas.

El cosmos nos depara este año, y el que viene, el acercamiento (la presencia) del cometa 12P/Pons-Brooks. Descubierto en 1812 por el francés Pons y redescubierto en 1883 por el ingles Brooks. Cometa periódico con ya cuatro apariciones en su haber y denominado por su estela bicorne “cometa diablo”. 1812: invasión de Rusia por Napoleón, 1883: explosión del Krakatoa que hace volar la isla del mismo nombre, 1954: explosión de la primera bomba termonuclear, Romeo, en el marco de la Operación Castle desarrollada en el atolón de Bikini, 2024: (?)

El Dragón pronto tendrá la Palabra.

La movilización general es el leitmotiv de nuestro mundo y comenzó con la revolución francesa: Occidente deviene Accidente y se pone en marcha la cuenta atrás. La supuesta fraternidad, que desde la igualdad y la libertad iba a desviar al ser humano de su sempiterno curso trashumante, expuesto en su condición de oveja, ha deslizado la apuesta hacia la rebaja ontológica proclamando el enjambre insectoidal como solución universal, planetaria, para los peligros cósmicos que asoman la patita, o el tentáculo, desde los abismales escenarios exteriores. Que no son sólo los espacios interplanetarios e interestelares. La revolución rusa hizo su parte reactivando de manera creativa, como todo lo propulsado por Alemania, la revolución antes citada que acabaría agonizando en Santa Elena.

Ahora se sabe que las terapias génicas, vendidas engañosamente como vacunas sin seguir los protocolos establecidos de seguridad, causan serios daños cardiovasculares, incluso la muerte, especialmente entre gente joven. La ineptitud y la corrupción de la comunidad médica junto con la falta de transparencia de los datos relacionados con la salud pública, con la que defensores y fabricantes de vacunas pueden convivir cordialmente, ha generado un entorno especialmente dañino para la convivencia. Esta es otra revolución en marcha, la del Estado Terapéutico y la gestión tecnopolitica, más o menos camuflada, de la biósfera. Y menuda movida “movilizante” fue toda la crisis del Covid…

Que no se hable de algo en la tele o en la portada de los periódicos no significa que no exista y por lo tanto que ese algo no esté actuando. Desde un punto de vista psicológico es una situación espeluznante que provoca una disonancia cognitiva continuada en la ciudadanía, un gasligthing generalizado acompañado por la generación continuada de los más bastardos simulacros para apartar a la gente de mirar hacia fuera con un mínimo de propiedad. Y obviamente que tampoco pueda hacerlo hacia adentro. En otros países se están creando comisiones de investigación para exigir responsabilidades, en España aunque hay valientes minorías dedicadas en cuerpo y alma a combatir la mentira el asunto es completamente ignorado por los medios y las instituciones políticas y académicas dominantes. España ha sido escogida por el comunismo chino como eslabón más débil en su pugna geopolítica y los efectos, de los cuales no habla prácticamente nadie, están a la vista.

En esa misma China, país gobernado por una secta de asesinos, comienzan a multiplicarse los casos de situs inversus tras su peculiar y “modélica” gestión del COVID. En esta patología los órganos vitales aparecen desplazados de su lugar natural, el corazón, por dar un ejemplo, se situá en el lado derecho. La explicación dada es que tiene conexión con el engendro que fabricaron, por supuesto no reconocido como tal sino atribuido a los quirópteros, en sus laboratorios en connivencia con científicos norteamericanos durante la administración Obama. Cualquiera en su sano juicio buscaría la relación con los venenos génicos impuestos por el gobierno a su población pero obviamente no se hará. Todo lo contrario se insinúa que al haber abandonado la política de COVID-cero pasan cosas muy malas. Si hay algún país donde no se va a reconocer error alguno en la gestión del asunto es este, salvo desmoronamiento del sistema. España como satrapía oficiosa de Xi cuenta en este asunto con un consenso entre oposición y gobierno.

Todo lo que está ahora teniendo lugar en diversas ciudades españolas, que seguirá extendiéndose, debió haber dado comienzo hace más de dos años…a las dos semanas del primer confinamiento. Pero hablar con raciocinio: ver las cosas claras en una sociedad devenida granja, habilitada fundamentalmente como hábitat para semibestias, es lo que propone ya descaradamente la “nueva normalidad” del WEF. Los turiferarios de la Unión Europea, una reedición de la URSS en su etapa terminal, están en la misma onda. Esta última debe estar siempre modulada desde los polos básicos de pastoreo mediático.

Con todo y en toda situación es preciso actuar con resolución, inteligencia y coraje, como lo esta haciendo Israel con las semibestias de Hamas, a pesar de la oposición generalizada de todo tipo de países, entidades institucionales y gentuzas varias del mundo político y cultural. Entre las que se encuentra, y no casualmente, nuestro gobierno y la izquierda que lo aplaude y vota. En nuestro país esta chusma es hegemónica y reúne en cálida efusión a católicos y socialcomunistas.

La ultima novedad significativa sobre este conflicto, que no dudo terminará con la erradicación de miles de infrahumanos consagrados a actividades terroristas, es la colaboración directa con estos agentes de la barbarie de miembros de la profesión periodística, pertenecientes a grandes cadenas de información, que asistieron impávidos y cooperantes a violaciones, asesinatos y secuestros como parte de su actividad “profesional”.

Nuestro gobierno que debe ser derribado, no sustituido por otro de recambio similar pero de signo opuesto mediante las mecánicas censales y tergiversadas denominadas “elecciones”, acaba de denegar asilo político a unos cuantos infelices que habían llegado de China suponiendo que aquí se respetaban en alguna medida los derechos humanos, las libertades más básicas o la dignidad humana. Obviamente estaban equivocados, cosa que sabemos a fondo los que aquí habitamos.

En 1954, la penúltima visita del “cometa diablo”, ya en ciernes sobre nuestras cabezas, se presentó también en sociedad la primera calculadora de circuitos integrados o cerebro electrónico. El 30 de noviembre de 1954 tuvo lugar en la ciudad de Sylacauga, en Alabama, el “corrector” ha tratado de hispanizar el termino como “Alacayuela”, el primer encuentro perfectamente datado y verificado entre un meteorito y un ser humano. La victima fue la señora Ann Hodges que sufrió daños en el costado tras atravesar la piedra del espacio el tejado de su vivienda. Sylacauga es considerada la capital del mármol, mineral vinculado al simbolismo de lo sagrado y al poder. Y por ello también a los usos funerarios.

Alacayuela: la flor de la renuncia.

Decís que la revolución no se hace con guantes blancos…entonces ¿porqué os molesta que la contrarrevolución se haga con mano de hierro? Iván Bunin.