LAS OREJAS DEL LOBO: LA OTRA OREJA

LAS OREJAS DEL LOBO: LA OTRA OREJA

28 de febrero de 2023 0 Por Ángulo_muerto
Spread the love

Lecturas totales 403 , Lecturas hoy 1 

 

Rick Agustin Justin Raine

 

“No hay tal cosa como la paranoia, la realidad es siempre mucho peor de lo que te imaginas” Hunter S. Thompson

 

Ya se le ha visto una oreja al lobo, el sistema educativo, pero ¿cuál es la otra?: el sistema de salud, esto es, la enfermera del colegio (“helsesykeplejer”) y el dentista (cuyos facultativos son estudiantes de odontología). Es “obligatorio” acudir a ellos, si no, es sospechoso que nunca se enferme uno. Estos servicios son públicos y sólo gratuitos para niños.

 

La enfermera del colegio, que suele ser mujer, hace reconocimientos médicos a los niños, pone vacunas, les cura si se han hecho algo y, ojo y atención, les sugiere que pueden “confiar plenamente en contarle cualquier cosa que les preocupe pues ella no se lo va a contar a nadie” (no es cierto, se lo cuenta absolutamente todo a “barnevernet”, es su espía encubierto; y además se inventa cosas que el niño no ha dicho o que la madre no ha hecho. Se explicará esto cuando corresponda hablar de los “agentes de barnevernet”, pues este es en realidad un falso componente del estamento médico).

 

Continuemos con el dentista: se ofrece a los niños una revisión dental gratuita en una clínica pública. Corrijo: es obligatorio que los niños asistan exactamente el día y a la hora (llegar tarde también es un grave error que se apunta en la ficha del paciente) que se les cita y acatar las instrucciones que se comprobará en próximas citas si se han cumplido: esto se hace elaborando apuntes en una ficha de paciente que no son del tipo “caries en la 21 y un poco torcida la 15” sino “la madre se muestra reticente y protesta. No coopera”.

 

A nuestro protagonista le surge un flemón que, sugiere la madre tras consultar al dentista español, requiere antibióticos. Sin embargo, el estudiante de odontología dice que debe extraerse la pieza tal cual y que no hace falta.

 

En la ficha se apunta que “el niño no quiere extraerse la pieza y está nervioso por culpa de la madre que lo estresa”. Esto se incluirá en el bekymringsmeldning enviado porque la madre “da más importancia a discutir sobre asuntos médicos que desconoce que a extraer inmediatamente la muela como se le sugiere”. Por supuesto, además, añaden entre otras cosas, que “huele mal y esto implica que no debe estar bien en casa con su madre”. Nuestro protagonista viaja a España y le dan antibióticos urgentemente.

 

Ya van dos informes a “barnevernet” diciendo que el niño está desatendido y la negligente madre es una mala influencia, basándose en argumentos sin fundamento.

 

NOTA

 

La nueva directora de este organismo, Barnevernet, resulta curiosamente ser de origen español. Belén García de Vinuesa Birkenes.