Reflexiones más allá del pensamiento

Reflexiones más allá del pensamiento

mayo 1, 2021 0 Por Ángulo_muerto
Spread the love

Lecturas totales 50 , Lecturas hoy 1 

Guido Gonzalo

Hermanos

Te pido entiendas los misterios de mi cronología

y también que nuestra luz demoraba su caricia; y su por qué.

Te pido integres mi tardanza en comprender;

mis ojos, el sentimiento sin razón y la razón

eran reclusos del vacío, de aullidos en el bosque

más allá del horizonte donde se tocan el cielo y los prados,

columbrados con calima en nuestras miradas.

Disculpa mis años preso de una piel impermeable,

inmerso en aquel vergel de flores punzantes,

de agujas que sangraban tus porciones,

tu soma nacido en un viaje infame;

no fecundaba el todo en mi interior errático,

candente entre burbujeos de supervivencia.

Hoy comprendo que muy lejos del calor, abrazando el hielo,

anestesiado mi corazón, lejano al dolor,

tus dudas huían del rezongo de mi ira.

Piensa, no obstante, que ya surco el gran azul

donado a los ciclos del planeta,

que hoy quemo los recuerdos de falaz perpetuidad

alimentados por la mirada perversa del tiempo;

piensa que hoy absorbo tu venganza de realidades no escupidas;

hoy, ahora que la plenitud amortigua nuestras memorias.

Piensa; ambos nadamos en la misma energía, en una esfera

acuchillada por la confusión que obligó a nuestros girasoles

a virar hacia noches opuestas.

Curado mi subconsciente con ecos de viejas batallas

en procesos mas allá de la disonancia,

sé que habitas en un astro de brillo insólito.

Piensa que no hay retorno a aquella nada;

mi amor, sin lejanía ni abstracción, sin impaciencia,

solo espera, confía y se recoge; intuye, no razona;

razona sin fatiga; sube y baja, confía, intuye y te busca.

Culebra

La magia, demersal ascendente, es de los cuatro ventrículos;

y de estancia entre el abismo y el Sol son las pasiones.

El motor del tórax que engrasa ardor es del del fluido que nadie ve;

también, sin remanso, la explosión y su calma posterior.

El fluido invisible, fuente de Soma que esquiva a Dios, es de los eones;

es un torrente de motas que cabalgan vientos del oeste.

Los eones, línea, eje y motivo de cósmica expansión son de las ideas,

pero mutan en esfera de razón y locuras.

Las ideas, viajeras, son del órgano rey,

nuez de blandura y chispas de lo tangible.

El órgano rey, con mirada oblicua desde el cielo, es de los cuatro ventrículos;

en el niño, entre líricas que escupen mariposas cuando buscan…

Espejo y frontera

I

Tus ojos son espejo y frontera

de la tierra con la noche en el alba;

en ellos veo y no digiero pero admiro la armonía

de una explosión de lascivia tierna.

Tus cabellos, jirones de belleza, son atuendo,

llama y percance en trasiego;

mi cuello los siente como infinitas ramillas,

con tensión y calma: frío y calor de insolación.

Y ahora es tu piel quien habla desde confines cromáticos

que subliman del calor su palidez;

busco su tacto, epidermis que contra epidermis

cuyos poros se besan ajenos al mundo.

Tus manos son nubes bajo los cirros

que buscan cuerpo y mente donde plasmar su fuego;

yo soy mente y cuerpo que resisten

todo embate de tu instinto.

II

Ante el infinito paisaje que llena la noche,

mixturo sentimiento y razón en la luz blanca

donde creo intuir tu origen:

el río de panaceas que baña un panteón latente.

Bajo el cielo de la tarde,

en el campo que nos aleja de las calles,

capto la acaricia del sarcasmo y la prudencia:

es el magma no visible que te conforma.

III

Toda tú llenas un momento que explota

en infinitos segundos sin vacío

cuando observo el todo irredento que te define,

elocuente entre el silencio y un gemido;

tú eres un concepto que es esencia de mujer.

Versos alternos

Hoy los rayos acarician mi fuego

ponderando su inmodestia.

Hoy la cuerda vibrante es deuda y sorpresa.

Hoy se celebra juicio y también sentencia,

puente entre atalayas y coyuntura de caminos;

hoy estallan mis líricas alternas.