¿De donde puñetas nació Roma?

Pilar Baselga


Los romanos estaban fascinados por la cultura griega y fueron unos absolutos copiotas en muchos aspectos. El término grecorromano genera la idea de que existe una similitud y unidad o al menos continuidad entre ambas civilizaciones. Sin embargo, podemos detectar una diferencia abismal entre ambas sociedades, diferencia que ha sido, de alguna manera, escamoteada por la historiografía oficial. Veamos con más detalle sus similitudes y diferencias.

  1. Los romanos no tenían dioses propios, por lo que adoptaron tanto a los dioses como a toda la mitología griega, cambiando los nombres. Es difícil creer que una gran civilización del Mediterráneo carezca de dioses propios. Es más, es el único caso en la historia de esta parte del mundo.

 

  1. Dionisos era el dios griego del ciclo vital y representaba el eterno renacer, luego la inmortalidad. Es un dios rico en significados y complejo, asociado tanto al gozo de la vida como a la muerte y al ciclo de las reencarnaciones. Su traducción al panteón romano lo convierte en Baco, dios del vino, un borracho. Aparece que los romanos no fueron sensibles a las sutilezas del complejo Dionisos, no las percibían, no las entendieron, no las compartían. El paso de Dionisos a Baco es de un empobrecimiento de tal calibre que es difícil de comprender. Y de ninguna manera podemos decir que Dionisos y Baco son equivalentes.

 

  1. Los romanos no tuvieron filósofos originales pues lo que más pudieron producir es el neoplatonismo, un nuevo platonismo. Séneca y Cicerón son pensadores de lo social, excelentes. interesantes, pero absolutamente prescindibles: se puede escribir la historia del pensamiento occidental sin ellos pero no así sin Parménides, Sócrates, Platón, Aristóteles, Pitágoras, Euclides, Tales de Mileto….

 

  1. Los romanos tampoco tuvieron a grandes escritores como Homero o dramaturgos como Eurípides, Aristóteles o Sófocles. Los Plinios eran historiadores, narradores. La Eneida de Virgilio fue un encargo del emperador Augusto para rodear de un aura mítica las hazañas del destructor, avasallador y esclavista imperio romano construido y sostenido sobre la muerte y el terror. El espectáculo predilecto de los romanos no fue el teatro sino el circo con espectáculos sanguinarios con gladiadores y sacrificios y las carreras de carros particularmente violentas.

 

  1. Los romanos, a parte del arte del retrato, no tuvieron una escultura propia original. Su estilo es relamido, verídico hasta el empacho, casi kitsch. La práctica totalidad de las obras son copias romanas de originales griegos, realizadas por escultores griegos al servicio de Roma.

 

  1. No es posible comprender la diferencia abismal entre la técnica del vidrio griego, oscuro, opaco y de pequeñas dimensiones y la perfección del vidrio romano, vidrio soplado al aire o en moldes además de ser muy fino, transparente, con formas y colores variadísimos. ¿Cómo llegaron los romanos en tan poco tiempo a esta perfección técnica siendo los griegos tan creativos y refinados?

 

  1. Basta pasear por la Acrópolis de Atenas para convencerse de que los griegos fueron grandes arquitectos conocedores de los números Pi y Phi. Pero si comparamos sus templos con la ingeniería romana de arcos, bóvedas, puentes y acueductos, y el sistema de vías de comunicación que permitieron una circulación a través del continente europeo a una escala desconocida para la época, de nuevo nos encontramos frente a un salto tecnológico difícil de explicar. Los griegos tampoco disponían de hormigón, apilaban grandes sillares de piedra y los unían con piezas de plomo. Para los romanos, el hormigón no tenía secretos. La tecnología del manejo del agua es inaudita: canales, acueductos gigantescos, sistemas de irrigación, alcantarillado, sistema de agua potable, inmensas termas públicas con grandes salas a diferentes temperaturas…Uno de los títulos del emperador era el de Pontifex Maximus, hacedor de puentes. Estamos acostumbrados a ver puentes inmensos pero ¿qué puentes hicieron los griegos o los etruscos? Ninguno. En tiempos de Velázquez seguíamos cruzando el Guadalquivir por el puente romano porque ellos habían sido los únicos en saber hacer puentes de semejantes dimensiones. Habrá que esperar el siglo XIX para ver construir puentes de las mismas dimensiones. Los romanos dominaban estas técnicas magníficamente. ¿Cómo una cultura que no tiene matemáticos, que no tiene el cero ni el sistema decimal indispensable para los cálculos, ni pensadores propios es capaz de generar tan rápidamente toda esa ingeniería de la nada? Los historiadores, tan habituados a explicar los cambios en la historia de la humanidad con la supuesta evolución y paulatino progreso de repente aquí no se sorprenden de semejante salto tecnológico ex nihilo.

 

  1. La traducción de agapé (amor a lo divino que nos une al Universo) filia (amor filial, humano, basado en el cuidado, el respeto y el interés) y eros (amor erótico, genital) a la sola palabra de amor demuestra una idiosincrasia romana de gran insensibilidad y escasa emocionalidad en comparación con Grecia.

 

  1. Si bien existieron esclavos en Grecia, la extrema violencia de la sociedad romana no tiene su equivalente en el mundo griego. El sistema monetario y la ingeniería legal para someter a los territorios conquistados se asemejan más a los modos de operar del Tercer Reich o la Unión Europea que a sus coetáneos púnicos, griegos o etruscos.

 

  1. El atletismo griego giraba en torno a la excelencia individualista del cuerpo: la lucha, la carrera, el lanzamiento del disco o la jabalina eran maneras de expresar la búsqueda de la perfección del cuerpo humano, reflejo de su espíritu. La muerte no formaba parte de estos ejercicios. Nada semejante encontramos en las brutales carreras de carros y en la lucha a muerte de los gladiadores o en los sacrificios humanos por bestias salvajes de los espectáculos romanos.

 

  1. Y ya puestos, ¿de dónde viene el latín, tan diferente del griego? Nos dicen que es la madre de las lenguas románicas pero en éstas no hay declinaciones… en alemán sí. En latín no hay artículos, en todas las lenguas románicas sí, lenguas en las que el verbo es el núcleo de la frase. En latín el verbo está al final, como en alemán. En latín no hay condicional, como en inglés que se forma con would, could, might … mientras que en todas las lenguas románicas es una forma verbal muy definida. En latín se pone el adjetivo delante del verbo. Como en inglés: my red hat, mi rojo sombrero. En las románicas no. Lucha en español, lutte en francés, lotta en italiano, luta en rumano. En latín: pugna. Guerra en español, guerre en francés, guerra en italiano, en latín: bellum. Las lenguas románicas son hermanas pero parecen haberles otorgado una madre equivocada.

 

  1. La leyenda de los niños Romulo y Remo amamantados por una loba pretende explicar el origen de Roma. Pero ¿ por qué fue necesario explicar el origen de Roma? Explicatio non petita , acusatio manifesta. No conocemos el origen de los griegos, ni de los fenicios, ni tampoco el de los celtas o de los egipcios y no hubo necesidad de inventar ninguna leyenda para explicar de dónde venían. Si los romanos no vinieron de ningún sitio y simplemente estaban allí, en el Lacio, tuvieron que estar sometidos a los reyes etruscos. Entonces ¿por qué esa necesidad de explicar su origen? ¿Acaso fueron sus contemporáneos los que se preguntaron de dónde venían estos violentos invasores?

 

 

  1. La civilización romana no se sitúa en un país, no es fruto de la relación de su gente con la tierra: es una civilización devastadora que llega para arrasar y quedarse con todo lo ajeno. ¿Dónde en la historia de la humanidad encontramos una civilización que no esté relacionada con una madre tierra, un espacio, una geografía concreta? Los romanos jamás amaron ni rindieron culto a la madre tierra. Tan sólo veían minas para explotar y hombres a los que esclavizar. ¿Cómo una civilización puede reducirse a una ciudad? Una mega ciudad, una ciudad-vampiro, sanguinaria y depredadora, con tentáculos en forma de vías romanas que la conectaban con todos los lugares de los que se nutría, una ciudad descomunal, con una infraestructura de canalizaciones de agua y alcantarillado que muchas ciudades de Europa han alcanzado en el siglo XX.

bomba hidráulica romana, Museo arqueológico Nacional, Madrid. En perfecto estado, se parece a las que se siguen utilizando hoy en día. Tiene 2000 años.

 

Roma tenía una organización social, una infraestructura y una planificación urbanística que suponen también un salto tecnológico incomprensible, tenía unas dimensiones que no tenían equivalente en su época, muy poblada, muy extensa, con edificios de viviendas de cuatro y cinco pisos, una urbe más semejante a las actuales que a sus contemporáneas. En este punto, no se parecen en nada a los griegos ni copian sus ciudades Se suele presentar la ciudad de Roma como algo maravilloso y digno de elogios cuando sólo es asombroso, porque de maravilloso nada, para el 90% de la población, debió ser un infierno vivir en ella. ¿Será lo incomprensible de su aparición la causa de la necesidad de inventar una leyenda enternecedora con niños abandonados y lobas nodrizas? ¿Y por qué crearon ese monstruo de ciudad?

 

 

 

¿De dónde salieron los romanos con tanta tecnología y tan poco corazón?

 

A veces pienso que vinieron de Marte, el Dios de la Guerra.

 

 

 

comments powered by Disqus Link

 

 

 

Buscar en el sitio